Cecilia Tallis (Keira Knightley) y Robbie Turner (James McAvoy), en Expiación.

En esta sección suelo recoger secuencias con un valor intrínseco en su uso de elementos cinematográficos usuales: planos, movimientos de cámara, montaje, ritmo o música. El director Joe Wright ya ha mostrado su valía en este terrano. En Orgullo y Prejuicio (2005) dejó bellísimos planos secuencia para deleite de cinéfilos y amantes de la plasticidad audiovisual. Y en esta Expiación también exhibió su portentoso dominio de elementos fílmicos claves al servicio del estilo de su relato. En este caso incluyo la secuencia de apertura de Atonement (2007). La música de Dario Marianelli utiliza el tecleo de una máquina de escribir, elemento importante en un filme en el que literatura y cine se entremezclan, para introducir al personaje de Briony (hilo conductor de la narración) en su mundo y ambiente.

[+] Crítica: Orgullo y Prejuicio

Blog de cine escrito por Matias Cobo.