Síguenos

¿Qué estás buscando?

Críticas

Miller: ¿abanderado de una tercera vía en el cine-cómic?


La recomendaría a quienes estén dispuestos a embarcarse en un emocional relato épico con una estética absolutamente novedosa y sin esperar concesión alguna a las convenciones del géneroFrank Miller, renovador del cómic en la década de los 80 y uno de los genios consagrados del noveno arte junto a la leyenda de la novela gráfica Alan Moore, comienza a vislumbrar un nuevo futuro para el maridaje que viñetas y celuloide vienen protagonizando durante los últimos años: «Con ‘Sin City’ y ‘300’ surge una especie de cine híbrido. Me encanta la energía que proporciona la animación. Y eso, unido al impacto visceral de los actores, logra una buena combinación. (…) Podría considerarse un largo ‘affaire’ que se ha convertido en matrimonio. (…) Antes, lo normal era que los cómics se expoliasen. Mantenían el nombre, pero la ‘peli’ podía pasar hasta por una parodia del tebeo. Ya es hora de que mi oficio salga de la selva y ocupe su sitio junto a otras formas artísticas».


Título: 300
Dirección: Zack Snyder.
País: USA.
Año: 2006.
Duración: 117 min.
Género: Acción, drama.
Interpretación: Gerard Butler (rey Leónidas), Lena Headey (reina Gorgo), David Wenham (Dilios), Dominic West (Theron), Vincent Regan (capitán), Michael Fassbender (Stelios), Tom Wisdom (Astinos), Andrew Pleavin (Daxos), Andrew Tiernan (Ephialtes), Rodrigo Santoro (Jerjes), Giovanni Antonio Cimmino (Pleistarchos).
Guión: Zack Snyder, Kurt Johnstad y Michael B. Gordon; basado en la novela gráfica de Frank Miller y Lynn Varley.
Producción: Gianni Nunnari, Mark Canton, Bernie Goldmann y Jeffrey Silver.
Música: Tyler Bates.
Fotografía: Larry Fong.
Montaje: William Hoy.
Diseño de producción: James Bissell.
Vestuario: Michael Wilkinson.
Estreno en USA: 9 Marzo 2007.
Estreno en España: 23 Marzo 2007.
Web: www.300-es.com
En MuchoCine.net:

Añadiría a las palabras de Miller que, dentro de este boom de traslaciones del cómic al cine, cabría una diferenciación similar a la ya establecida en el cómic desde hace años: la que separa el cómic adulto del resto de historietas destinadas a un público mayoritario de edades heterogéneas. Así, si por un lado estarían ‘mainstreams’ creados para destrozar la taquilla con títulos como Spiderman, Superman o Batman, por otro habría cintas aptas sólo para adultos basadas en cómics de culto, como las venideras Watchmen, la secuela de Sin City o esta 300. Los objetivos de ambos tipos, dada la dispar financiación que requieren unas y otras, serán muy distintos: mientras unas persiguen ingresos cuantiosos que trascienden los generados sólo por el filme, las otras, sin renunciar al éxito comercial, nacen desde el respeto al fondo y la forma de la obra adaptada. Y es probable que éstas sean mucho más rentables a la larga, a juzgar por sus contenidos presupuestos.

Sin ir más lejos, esta adaptación del sucinto cómic 300 ha contado con un presupuestos de unos 49 millones de euros y ya ha cosechado 100 millones en sus primeros diez días de exhibición en las salas norteamericanas. Pero además, y centrándome en aspectos estrictamente cinematográficos, el resultado de esta ‘adaptación-traslación’ es espectacular. Visual y argumentalmente, la cinta es un calco del mítico cómic de Miller. Rodada íntegramente sobre el fondo de una pantalla azul usado como lienzo al que luego añadir creativos fondos nacidos de un Mac, la cinta capta a la perfección las principales virtudes del cómic: la magnificación del heroísmo presente en la batalla de las Termópilas entre un puñado de aguerridos espartanos frente al gigantesco ejército del imperio persa.

Alejada voluntariamente de todo realismo y asumiendo por completo el estilo presente en el cómic, 300 ofrece dos horas de batallas cruentas, de artísticas desmembraciones de todo tipo de extremidades y cabezas, pero, ante todo, un sorprendente resultado visual del que el aventajado director Zack Snyder (El amanecer de los muertos, Watchmen…) es el principal responsable. También es fiel a la línea discursiva mantenida durante todo el cómic: la resistencia numantina de Esparta frente a la imparable expansión persa era la última esperanza de que la democracia y la libertad ciudadana perviviesen en Grecia. Esta 300 es una obra arriesgada que sólo Snyder podría haber rubricado con tanto éxito. La recomendaría a quienes estén dispuestos a embarcarse en un emocional relato épico con una estética absolutamente novedosa y sin esperar concesión alguna a las convenciones del género.

Blog de cine escrito por Matias Cobo.

Comentarios

Películas | Críticas (A-Z)

Relacionados

Consentimiento de Cookies con Real Cookie Banner