Síguenos

¿Qué estás buscando?

Críticas

¿Y si Bay se desencasillara?


Horas después de ver Transformers me asaltó una peculiar y particular idea: Michael Bay es un director desaprovechado. Esta ocurrencia me vino al recordar el primer buen tramo de su película anterior, La isla, y las virtudes iniciales de este último trabajo. En la cinta coprotagonizada por McGregor y la Johansson, todo su prólogo es un buen ejemplo de narrativa cinematográfica al servicio de la intriga (en este caso, en relación al escalofriante secreto oculto en esa supuesta reserva de la especie humana). En Transformers ocurre algo parecido. El relato se sigue con cierto interés mientras no se sabe mucho sobre el origen de esta ancestral raza robotizada. Luego, la especialidad de la casa Bay, la acción pirotécnica, acapara todo el protagonismo del resto del metraje.


Dirección: Michael Bay.
País: USA.
Año: 2007.
Duración: 142 min.
Género: Acción, ciencia-ficción.
Interpretación: Shia LaBeouf (Sam Witwicky), Tyrese Gibson (sargento Epps), Josh Duhamel (capitán Lennox), Anthony Anderson (Glen Whitmann), Rachael Taylor (Maggie Madsen), Megan Fox (Mikaela Banes), John Turturro (agente Simmons), Jon Voight (John Keller), Kevin Dunn (Ron Witwicky), Michael O’Neill (Tom Banacheck), Julie White (Judy Witwicky).
Guión: Roberto Orci y Alex Kurtzman; a partir de una historia de Roberto Orci, Alex Kurtzman y John Rogers; basada en los muñecos Transformers de Hasbro.
Producción: Don Murphy, Tom DeSanto, Lorenzo di Bonaventura e Ian Bryce.
Producción ejecutiva: Steven Spielberg, Michael Bay, Brian Goldner y Mark Vahradian.
Música: Steve Jablonsky.
Fotografía: Mitchell Amundsen.
Montaje: Glen Scantlebury y Paul Rubell.
Diseño de producción: Jeff Mann.
Vestuario: Deborah L. Scott.
Estreno en USA: 3 Julio 2007.
Estreno en España: 4 Julio 2007.
Web: www.transformers-lapelicula.es

Y pese al fascinante despliegue visual aliñado con los ya indispensables efectos digitales, algo que se le presupone a una cinta dirigida por este mañoso de la técnica al servicio de la acción, esta segunda parte más puramente Bay transita por rutinarios derroteros. Los robots defensores de la especie humana, los Autobots, miden su potente arsenal al de los Decepticons, quienes pretenden reconstruir su antiguo imperio universal a costa de los endebles terráqueos. El grupo liderado por Optimus Prime, respaldado por nuestra modesta y desconfiada contribución, considera ya superada su etapa como raza hegemónica y tratará de evitar la instauración de una nueva tiranía robótica liderada por el ‘descongelado’ Megatron, jefe de sus rivales. Mucho explosión y acción espectacular ‘slow motion’ conducen la cinta a un previsible epílogo y la alargan hasta unos discutibles 142 minutos.

El joven y prometedor Shia LaBeouf (Spielberg la ha reclutado para la secuela de Indy) se maneja a la perfección con su personaje y los cómicos apuros de éste para ligarse a la maciza del instituto (la epatante Megan Fox). Sus padres (Kevin Dunn y Julie White) y el agente Simmons del Sector Siete (un autoparódico John Turturro) añaden el típico humor Bay, quien no siempre acierta con sus chascarrillos intercalados entre cada ‘boom-boom’. También engrosan el reparto un par de secundarios de perfiles muy prototípicos: el del militar heroico (el televisivo Josh Duhamel) y el del político honesto y valeroso (un clásico en este tipo de roles como Jon Voight). Por lo demás, los que debieran ser los personajes principales de la cinta, los poderosos Autobots y Decepticons, se limitan a protagonizar las secuencias de mamporros y a soltar algún flojo chiste del amigo Michael. Pero tras haber visto Transformers sigo pensando que el realizador de La Roca, Armageddon, Pearl Harbor o Dos policías rebeldes podría dar mucho más de sí si se preocupase más por el relato, y menos por las soluciones técnicas de complejas y vistosas escenas de acción. Aunque quizá, para hacerlo, debería estar dispuesto a arriesgar su infalible éxito taquillero.

OTRAS OPINIONES…
Jose, de ‘Cine’: «Por más que pretendan anonadarnos con sus superproducciones, sólo hay un camino que conduce al éxito, y ese camino es el de los sentimientos, que no se pueden comprar con efectos, tracas finales, o deslumbrantes artilugios de metal»
—————
Rosenrod, de ‘Dioses y Monstruos’: «Una copia mala y ruidosa de las películas que llenaron nuestra adolescencia bajo la advocación de ‘Steven Spielberg presenta…’. Ojalá que, como en aquellas, en Transformers se viera más su huella».
—————
Cineahora: «La película es muy fiel a su condición de juguete para niños de 6 a 12 años, con una sobadísima historia entre buenos y malos, y de robots extraterrestres que se convierten en vehículos».

Blog de cine escrito por Matias Cobo.

Comentarios

Películas | Críticas (A-Z)

Publicidad

La música de ‘elojocritico.net’

Relacionados

Consentimiento de Cookies con Real Cookie Banner